Saltar al contenido

¿Qué significa el pavo en la cena de Navidad?

4 diciembre, 2017
¿Qué significa el pavo en la cena de Navidad?
¿Qué significa el pavo en la cena de Navidad?
4.3 (85.71%) 7 votes

Las familias cristianas acostumbran reunirse en la noche del 24 de diciembre, en víspera a la Navidad, y comunicar una abundante cena.

En ella, se acostumbra comer como plato central al pavo y otras guarniciones, en relación de la práctica de cada familia. Y sucede que no es una comida alguno, es una diferente al de día tras días ya que se festeja, el nacimiento del Hijo de Dios.

Historia:

Los romanos acostumbraban ordenar banquetes en honor a Saturno, dios de la agricultura. En estas reuniones, comían y bebían hasta la madrugada.

Pero, en el año 354, cuando el obispo de roma Liberio ordenó que el 25 de diciembre se celebre la Navidad, se inició la tradición de cenar en esa fecha. Al principio, no unicamente se preparaban los platos para la noche del 24 de diciembre, sino además para los días siguientes hasta el 6 de enero.

A lo largo de la Edad Media en Inglaterra, los banquetes comenzaban a las 10 de la mañana y se prolongaban hasta el día siguiente. La cena de Navidad varió en el planeta según el país, ya que por lo general en cada región se organizan platos típicos.

La Tradición de la Cena:

La cena de Navidad radica en el pavo al horno (aunque en el Perú hay gente que agrada de comer lechón), chocolate ardiente, panetón, puré de manzana y algunos otros acompañantes que la familia puede añadir. La noche es acompañada por los villancicos y en las calles, un sin fin de fuegos artificiales iluminan la noche, festejando la llegada del Pequeño Dios.

A las 12, todos alzan sus copas y brindan con champagne, en la mitad de calurosos abrazos y deseando los especiales éxitos entre los integrantes de la familia. Después, el Divino Pequeño es colocado en el pesebre (usualmente, son los más chicos del lugar de vida quienes lo hacen) para más adelante ser útil la cena navideña, en medio del calor familiar que se matizará con conversaciones y anécdotas.

La procedencia del pavo no ya no es objeto de una inacabable disputa, aunque la conjetura más aceptada coloca sus orígenes en el Nuevo Mundo. Se estima que llegó a España a finales del siglo XVI que viene de México, donde los aztecas, que lo llamaban uexelot, lo poseían domesticado desde hacía siglos.

Indudablemente los aztecas ofrecieron a Hernán Cortés y sus expedicionarios que probaran su carne y fueron ellos quienes lo trajeron a España para luego propagar su consumo por otros territorios de europa.

En breve, el pavo americano desbancaba de la mesa a la carne insípida del pavo real, la carne amarga del cisne o la dura carne del faisán para vencer en los banquetes reales de Enrique VIII de Inglaterra o Carlos IX de Francia, quien inclusive lo ha incluído como plato estrella en la festividad de su boda.

Pero, quienes contribuyeron mayormente a su apogeo por toda Europa, fueron los jesuitas que consiguieron aclimatarlos y criarlos en sus huertas para luego utilizarlos como alimento, de esto viene que al pavo se le empezara a llamar, en un inicio, y de manera un poco irrespetuosa hacia la orden religiosa, jesuita.

A lo largo de un largo tiempo, el pavo fue considerado como un alimento de lujo, guardado a las clases nobles y acomodados y no fue hasta bien entrado el siglo XX cuando empezó a generalizarse su consumo entre la gente. Los franceses se aficionaron muy próximamente a sus carnes y de a poco salió ingresando en las cocinas francesa, de españa e inglesa.

En la actualidad, en la mayor parte de los países de europa, entre ellos España, el pavo es símbolo de festividad y se consume comunmente el día de Navidad, cuando su carne consigue toda su plenitud.

A novela de Charles Dickens A Christmas Carol es acreditada por popularizar el pavo para la cena de Navidad.

Si queréis ver recetas de Pavo al horno de Navidad podéis seguir viendo nuestra página web y decidir cual es la que mas os gusta!