+
Pechuga de pavo en Salsa de Champiñones

Pechuga de pavo en Salsa de Champiñones

  • 2 octubre, 2017
  • Pechuga de pavo en Salsa de Champiñones
    4.6 (91.43%) 7 votes

    La pechuga de pavo es uno de los ingredientes que no falta en casi ninguna dieta o régimen alimenticio por su valor nutritivo y su muy bajo contenido de grasas.

    La pechuga de pavo en salsa de hongos es toda una deliciosa mezcla de textura y sabor. Los trocitos de pavo se deshacen en tu boca literalmente y resulta muy placentero incluso para los más pequeños de la familia.

    Se hace como un guiso y para espesar la salsa le vamos a añadir una patata.

    Como hacer pechuga de pavo en salsa

    En este caso, prepararás un filete de pavo en salsa de champiñones que puedes acompañar con la guarnición de tu preferencia.

    Toma en cuenta que puedes preparar este mismo plato con pechugas de pollo sin variar ninguna otra cosa, pero el pavo es una carne con muy poca grasa y muy tierna, que te encantará tenerla como opción en tu menú en algunas ocasiones.

    Pavo con champiñones

    Esta receta es muy sencilla y podrás disfrutarla en pocos minutos. Sirve para 4 porciones.

    Ingredientes:

    – 750grs de pechuga de pavo en trozos
    – 500grs de hongos o champiñones frescos
    – 1 cebolla grande
    – 2 pimientos verdes
    – 1 tomate maduro
    – 2 dientes de ajo
    – 1/2 vaso de vino blanco
    – 1 patata mediana
    – Pimienta negra
    – Sal
    – Aceite de oliva

    Preparación:

    Limpiamos la carne de cualquier piel o grasa que pueda tener y reservamos. Cortamos los pimientos, la cebolla y troceamos y le quitamos la piel al tomate. Reservamos. Limpiamos bien los champiñones, les quitamos parte del rabo y laminamos. Laminamos también los dientes de ajo.

    ¿Utilizas mucho el horno de microondas? Esto es para ti: como cocinar en horno de microondas

    En una olla rápida echamos todas las verduras con un poco de aceite, menos el tomate. Dejamos que se refrían. Mientras, pelamos la patata y la rallamos entera con la ayuda de un rallador.

    Cuando esté medio listo el pochado, añadimos el tomate, removemos y añadimos la carne a continuación. La refreímos.

    Añadir el tomate después es uno de los truquitos que nos permiten unos vegetales jugosos en cada plato que preparamos. Ya que no los deja deshidratarse totalmente.

    ¿Quieres conocer otros? Mira estos Trucos de cocina

    Añadimos los champiñones laminados cuando esté lista la carne, un poco de sal, el medio vaso de vino, la patata rallada y la pimienta. Removemos. Dejamos unos minutos y añadimos agua hasta casi cubrir todo. Cerramos la olla y lo llevamos a ebullición. Esperamos unos 20 minutos apróximadamente. Abrimos la olla, verificamos la cantidad de sal si hace falta y dejamos consumir un poco la salsa si está muy líquida para espesarla. Buen provecho!

    Observaciones del plato

    Si no te gustan los hongos o champiñones enteros, puedes laminarlos todos, añadirlos al sofrito y hacer la salsa con todo junto. Puedes usar de lata si no tienes champiñones frescos, pero toma mucho en cuenta el asegurarte de que una vez estén bien enjuagados, los seques cuidadosamente y a conciencia para que no añadan agua en exceso al salteado.

    Si no te molesta o te da igual encontrarte cebolla y ajo en trocitos, puedes saltarte el paso de triturar la salsa y ponerla tal cual. En este caso, puedes saltear todos los champiñones a la vez. No olvides también esto cuando tengas invitados. Por eso se agregó el paso. Ya que algunas personas no soportan masticar la cebolla o el ajo por su fuerte sabor. Si lo haces para ti y no te molesta, incluso hemos visto la pechuga de pavo en salsa de cebolla que compartiremos en otra receta.

    Si consideras que la salsa te ha quedado muy espesa, puedes añadir al final un poquito más de nata hasta conseguir la textura deseada. No agregues agua en este punto, ya que te puede afectar el sabor que ya tienes.

    Del mismo modo, si quieres disminuir un poquito las calorías de esta receta, en lugar de nata puedes utilizar leche evaporada. Te quedará menos cremosa, pero más ligera y de todas formas deliciosa. Experimenta con ambas en distintas ocasiones y decíde cual te gusta más.

    Listo!

    Como pudiste ver la pechuga de pavo con champiñones y nata (o leche evaporada si prefieres) es una receta fácil y rápida que puedes compartir con tus amigos y seres queridos. Así que no esperes más y compártelo con todos. A la cocina!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.